viernes, 9 de febrero de 2007

Carta de un estudiante

Cuando en 1931 aparece el semanario "La Conquista del Estado", fundado por Ramiro Ledesma, entre las numerosas cartas de adhesión que se reciben hay una que dice así:

“Sinceramente convencido de que su ideario viene para abrir un camino salvador en la actual confusión político social, envío desde luego mi adhesión y le ruego me envíe folletos que expliquen detalladamente lo que va a ser el partido. Yo soy estudiante de Medicina y tengo 17 años, pero me falta muy poco tiempo para cumplir dieciocho años”.

Era de fecha 9 de Febrero de 1931 y estaba firmada por Matías Montero y Rodríguez de Trujillo. Justo tres años después, en el anochecer madrileño del viernes 9 de febrero de 1934, Matías tras participar en la venta del número 6 de “FE”, regresa a su domicilio, en la calle Marqués de Urquijo, 21 - 3º, en el barrio de Argüelles.

Matías, que es huérfano, vive con sus dos hermanos y con dos tíos suyos, empleados de la Compañía Telefónica.

En la calle Quintana, a pocas manzanas de su hogar, se despide de Bonet, amigo suyo que le ha acompañado hasta allí. Matías, sigue en su recorrido por la calle Juan Álvarez de Mendizábal, donde le están esperando dos izquierdistas. Uno de ellos es Francisco Tello Tortajada, obrero afiliado al PSOE y a las Juventudes Socialistas e integrante de “Vindicación”, grupo comandado por Santiago Carrillo.

Matías Montero no tiene tiempo de ver a sus agresores. Dos disparos a traición por la espalda le alcanzan en el corazón provocándole rápidamente la muerte. . Su asesino aún se acercó a rematarle, ya en el suelo, con otros tres disparos en el vientre, tras lo cual huyó, dejando a Matías tendido en el suelo, rodeado de un charco de sangre.