jueves, 20 de septiembre de 2007

Libertad de expresión


Aunque parezca mentira, en España se puede insultar a la bandera, quemar retratos del Jefe del Estado o afrentar de forma vergonzosa a la religión sin que pase nada. Según los apóstoles de la corrección política, todas estas actividades están amparadas por la libertad de expresión.

Ahora bien, si un grupo de patriotas pretenden organizar un evento cultural que no pase por el aro del papanatismo giliberal que nos imponen derechas e izquierdas con su farisaica ramplonería , eso es otro cantar.

En el Ayuntamiento de Navaleno, gobernado por el Pp, se iba a celebrar el Campo Alternativo como lugar de esparcimiento cultural y encuentro entre las diversas tendencias social-patriotas. Pues bien, el Alcalde del Pp, Domingo Heras, que además es Vicepresidente de la Diputación de Soria, prohibió el acto y amenazó a los organizadores a través de la Guardia Civil. Este individuo, que se negó a recibir a los organizadores del evento (la proverbial falta de testiculina de la derecha liberal) adujo, a través de persona interpuesta, que le habían llegado instrucciones "de arriba", para que el acto no se celebrase.

En el comunicado que la organización Mundo Azul ha emitido informando del atropello cometido por esta gentuza, se recuerda que en el Ayuntamiento de Covaleda, también gobernado por peperos, el grupo proetarra Sociedad Alcohólica, fue pagado con dinero de las arcas municipales.

Y esta gente pretende ser la alternativa a Zapatero y sus secuaces.