lunes, 1 de septiembre de 2008

Un Agosto para olvidar.



Este Agosto que por fin termina ha sido el mes de las imágenes que no nos hubiera gustado ver. Comenzó y terminó con dos imágenes infamantes: la de los terroristas De Juana y Otegui saliendo de la cárcel. Continuó con otra imagen que a más de uno nos quitó el apetito: Magdalena Álvarez en bañador. Pero, sin duda, la imagen de este Agosto será la del avión de Spanair en llamas. El avión que nunca debió despegar. Tragedia digna de una república bananera por el nivel de seguridad de nuestra aviación civil. El Gobierno llegó, se hizo la foto y volvió a la holganza de siempre. El avión, en el fondo, les importa un comino. Ahora, el problema para los zapaterinos es cómo satisfacer la codicia de los nunca satisfechos separatistas catalanes. Referente al accidente de Barajas, lo que probablemente preocupaba a Zetapé y sus secuaces era si el Pepé les iba a devolver la manipulación y explotación política que ellos hicieron con el del Yak-42. Pero con Mary Rajoy y sus mariachis no hay problema. Todo controlado. El Pepé es la oposición de la señorita Pepis.
A los más de diez millones de españoles que lo votaron pensando que iba a defender cosas como la Unidad de España o el derecho de todos los españoles a que sus hijos sean educados en español y sin adoctrinamiento sociata, los han vuelto a tomar por imbéciles. Con este panorama, si no existiese el Frente Nacional, habría que inventarlo.