lunes, 15 de diciembre de 2008

Madoff & Blagojevich: Los gringos también roban.

Últimamente, los políticos y banqueros españoles se sienten un poco más hermanados con nuestros queridos amos norteamericanos. Parece que la extendida práctica de que cuando el tinglado se hunde lo mejor es coger el dinero y salir corriendo, no es patrimonio exclusivo del ibérico solar sino que en la metrópoli imperial también cuecen habas.
Tras comprobar cómo el Gobernador de Illinois saca a subasta el sillón que dejó vacante el moreno y flamante Presidente USA, los españoles sentimos más cercana la política gringa. Illinois se equipara en sus prácticas a cualquier autonomía o ayuntamiento español. Parece que en lugar de por un trincón con apellido hebraico, Illinois estuviera gobernado por un Chaves, Ibarra o Camps cualquiera.
En cuanto a la última judiada del ex-Presidente del Nasdaq, también contribuye a dotar de una dimensión más cercana a Wall Street. Tranquiliza y consuela comprobar que allí también hay Gescarteras y Forums Filatélicos, aunque, como es normal, más a lo grande. Incluso nuestra cabaña progre, tradicionalmente antiyanqui (salvo si cae un Óscar para algún titiritero autóctono), ha moderado sus furores con la obamesca victoria. Ahora, con estas estafas y enjuagues, ven al otrora feroz Gran Hermano como al primo sinvergüenza y simpático. Es como si USA estuviera gobernada por Zetapé. Qué grande es América.