miércoles, 11 de marzo de 2009

Aniversario de una infamia.

En el triste aniversario de los atentados del 11 de Marzo, todavía sin aclarar, mucho nos tememos que nunca vamos a saber realmente quién planificó la matanza (aunque tengamos serias sospechas).
Entre políticos rapaces e incompetentes, periodistas falaces, policías corruptos, fiscales dóciles y jueces de saldo, un manto de silencio vergonzante intenta cubrir la sangre de los muertos.
Los víctimas del 11-M, y la utilización de su muerte por parte de los políticos de la partitocracia, son la muestra más clara de lo que valen nuestras vidas en un sistema para el que simplemente somos votantes a engañar, consumidores a esquilmar o trabajadores a explotar.
En fechas tan tristes como la de hoy es cuando queda más patente la necesidad de que, como dice uno de los lemas del Frente Nacional, OTRA POLÍTICA ES NECESARIA.