viernes, 4 de septiembre de 2009

Capullos 2.0


En vista de la magnífica situación que, gracias a los designios zapaterinos, atraviesa la Educación en España, el Ministro Gabilondo se estaba empezando a aburrir. Sí, vale que de alguna manera había que agradecer los servicios prestados por su radiofónico hermano (La verdad es que le echó valor el 11M hablando de los calzoncillos de los "terroristas suicidas") pero es que precisamente el Ministerio de Educación es de los más aburridos: Sin apenas fracaso escolar, con un nivel de conocimientos muy por encima de la media europea y con un respeto casi religioso por la autoridad docente (¿Hay algún Instituto de Enseñanza Media donde los alumnos no se pongan en pie cuando el profesor entra en clase?), el alumnado español es la envidia de los países más avanzados. Sólo hay que contemplar cualquier concurso televisivo de preguntas y respuestas para comprobar el altísimo nivel cultural de nuestra población.
Tras cavilar acerca de cómo mejorar lo inmejorable, el hermano de Iñaki ha tenido una gran ocurrencia que ha sido muy celebrada por la corte zapaterina. Se llama Plan Escuela 2.0 y va a ser la pera limonera. Se trata de que en los próximos cuatro años, todas las clases de 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de Secundaria, van a contar con ordenadores ultramegaguays y pizarras cibernéticas de última generación. Se rumorea que los autobuses escolares serán como la nave de Star Trek pero en plan más moderno.
Me estoy imaginando el panorama: Los trabajos académicos se guardarán en células de memoria ultramolonas de la muerte y a los profesores se les implantará un chip cerebral con el temario de Educación para la Zapatería en formato mp3. Asimismo se implementará un sistema de traducción simultánea de neolengua políticamente correcta: Cuando algún alumno o profesor cometa algún desliz lingüístico como, por ejemplo, llamar negro a un negro, el sistema cyborg de voz sintética sustituirá automáticamente la expresión por "afroamericano" si se trata de un paisano de San Obama o "subsahariano" si se refiere a un pasajero de patera. Al lado de cualquier instituto de secundaria español, la NASA va a parecer un taller de pueblo.
Nuestros escolares no sabrán quiénes eran don Juan de Austria, Juan de la Cierva o Unamuno, pero a tecnología puntera no les va a ganar nadie.