jueves, 4 de febrero de 2010

LXXVI Aniversario del asesinato de Matías Montero.


El próximo 9 de febrero se cumplirán 76 años del asesinato de Matías Montero por pistoleros del PSOE. El joven estudiante falangista, uno de los fundadores del SEU, volvía a su casa tras haber estado vendiendo en la calle el periódico FE. Los socialistas le dispararon por la espalda. Tenía diecinueve años. Aunque la Falange ya había sufrido en sus filas el zarpazo cobarde de los marxistas, era la primera vez que caía un estudiante. La prensa derechista de la época, pusilánime y acomplejada como siempre, calificaba el atentado como "lamentable suceso". La izquierdista, hipócrita y sectaria como siempre, ni lo nombraba. Desde entonces, el 9 de Febrero se conmemora el Día del Estudiante Caído, en homenaje a todos los estudiantes falangistas asesinados en los años grises de la siniestra Segunda República, años que los herederos de los asesinos de Matías Montero, actualmente en el poder, nos pretenden presentar como una especie de Arcadia feliz. A pesar de las toneladas de basura vertidas sobre nuestros muertos por la llamada Ley de Memoria Histórica, la verdad acabará por abrirse paso.
Entretanto, como cada Febrero, recordamos las palabras que pronunciara José Antonio en el funeral de Matías Montero:

"Aquí tenemos, ya en tierra, a uno de nuestros mejores camaradas. Nos da la lección magnífica de su silencio. Otros, cómodamente, nos aconsejarán desde sus casas ser más animosos, más combativos, más duros en las represalias. Es muy fácil aconsejar. Pero Matías Montero no aconsejo ni habló: se limitó a salir a la calle a cumplir con su deber, aun sabiendo que probablemente en la calle le aguardaba la muerte. Lo sabía porque se lo tenían anunciado. Poco antes de morir dijo: "Sé que estoy amenazado de muerte, pero no me importa si es para bien de España y de la causa". No pasó mucho tiempo sin que una bala le diera cabalmente en el corazón, donde se acrisolaba su amor a España y su amor a la Falange.
¡Hermano y camarada Matías Montero y Rodríguez de Trujillo! Gracias por tu ejemplo.
Que Dios te dé su eterno descanso y a nosotros nos lo niegue hasta que sepamos ganar para España la cosecha que siembra tu muerte.
Por última vez:
Matías Montero y Rodríguez de Trujillo.

¡PRESENTE!
Diario Abc, 10 de Febrero de 1934