viernes, 11 de marzo de 2011

11-M. Los otros protagonistas.

Un año más, al llegar el aniversario de los atentados del 11-M, las lágrimas de cocodrilo de los políticos profesionales, periodistas de pesebre y demás fauna habitual se lucen en los diversos homenajes de diseño con los que intentan aparentar que lamentan lo ocurrido.
Los politicos, politiquillos y politicastros de turno, posan para los medios "informativos" con el careto reglamentariamente compungido. Estos homenajes pretenden recordar a las víctimas de los atentados desde la cursilería ramplona y políticamente correcta que impregna normalmente cualquier acto de esta democracia para subnormales. En alguno de ellos incluso han llegado a soltar globos.
Curiosamente, en lugar de a las víctimas, estos carnavales obscenos suelen recordarme a los otros protagonistas del 11-M. No puedo evitar preguntarme dónde se encontrarán en este momento los que, desde alguna oscura logia, consejo de administración o sanedrín de influencias, planificaron y organizaron los atentados.
O qué pensarán al ver estos actos de homenaje los policías que ocultaron y falsearon pruebas. O la autoridad que mandó desguazar a toda prisa los trenes. O los periodistas que propagaron la confusión y la desinformación al dictado de sus amos. O los jueces y fiscales que dieron por buena la grosera versión oficial y que se apresuraron a impedir cualquier intento de investigación de lo ocurrido. O los políticos que sacaron tajada de todo ello. O los que, sin beneficiarse, callan por cobardía, estupidez o mezquinos cálculos electorales. No, no puedo evitar acordarme de todos ellos y de la gran puta que los parió.