miércoles, 26 de octubre de 2011

Llamada telefónica desde la Complutense a Moscú.

Nuestros contactos en la T.I.A. nos han facilitado la grabación de una llamada que se ha realizado hace poco entre el Rectorado de la Universidad Complutense y el Kremlin. Lamentablemente, sólo se pudo grabar al comunicante español. Un fallo en el micrófono impidió registrar la parte moscovita del diálogo.Transcribimos el mismo a continuación por si alguno de nuestros lectores pudiera facilitarnos algún dato que nos aclare las circunstancias de esta misteriosa llamada.

- ¿Es el Kremlin? ¿Está por ahí Yuri? Que se ponga...

- (...)
- Hola Yuri. Soy Pepe, el hijo de Santiago. Oye, que te llamaba porque acabamos de inaugurar el Monumento en la Universidad y se me ha ocurrido que, ya puestos, podríamos ponerle otro al padrecito. Al fin y al cabo, papá me puso José por él, ya sabes.
-(...)
-(...) Sí, hombre. Si ya lo sé. Que vosotros, desde la Perestroika, estáis en otra onda, pero ya sabes cómo son los abueletes. Tengo un par de antiguos operarios de la checa de Fomento que me han dicho que les haría mucha ilusión.
-(...)
- No, si la primera idea era hacerle a papá una estatua en el Cementerio de Paracuellos, pero costaba una pasta y además, ya sabes que a mi padre no le gusta que le recuerden los servicios prestados. La modestia, ya sabes... 
-(...)
- Ya. Yo era por si os quedaba almacenada alguna por ahí que no estuviera muy mal. 
-(...)
- ¿Pero destrozadas del todo? Qué vergüenza. Cómo es la gente. Ya no se respeta nada. Y una placa o algo ¿tampoco?
-(...)
- Pues es una faena. Oye ¿y qué te parece si organizamos una exposición itinerante de la momia de Le..? (...) ¿Que me vaya a tomar qué...?