viernes, 27 de enero de 2012

La Infanta plasmódica y los chistes navideños.

Según parece, unos científicos de la Universidad de Austin (Texas) han inventado un lienzo que vuelve invisibles a los objetos que cubre al que han llamado metamaterial plasmódico. Algo así como el camuflaje del bicho extraterrestre en la película "Predator". Suponemos  que el Ejército U$A, más que probable mecenas del experimento, pretende cubrir con el mágico manto a sus marines, "blackwaters" y demás mercenarios en las guerras que emprenda la multinacional de las barras y estrellas en un futuro próximo. Por nuestro bien, como siempre, claro está.

A tenor de lo difundido por la prensa sobre el caso Urdangarin, pudiera parecer que la Familia Real haya adquirido un retal del nuevo tejido para cubrir con él a la Infanta Cristina. Sólo así se explica que la Fiscalía no haya reparado en la esposa y socia del ilustre trincón y sólo haya imputado al 50% de la banda, es decir, al avispado yernísimo. 
Y eso que Porky dijo en Nochebuena que todos los españoles somos iguales ante la Justicia. Como recordarán nuestros lectores, el genial chascarrillo fue premiado con un atronador aplauso por parte de la piara parlamentaria, cuando todos los sinvergüenzas, pelotas y corruptos del Monipodio de la Carrera de San Jerónimo, puestos en pie,  le dedicaron una ovación digna de José Tomás tras una faena en la Monumental.Dicen que hasta hubo petición de oreja. Antes de que pidieran también el rabo, el campechano   monarca aclaró que cuando dijo lo de la igualdad no se refería a su hija.  
Ahora, cuando comienza la instrucción judicial de la urdangarinada, queda patente, o bien la eficacia del invento gringo, o bien que lo de la igualdad ante la Justicia fue un simple exceso verbal del rey, producto de cierta euforia etílica. Disculpable, todo sea dicho, en fecha tan señalada y tan proclive a los excesos.