martes, 21 de febrero de 2012

Política, policía y porrazos.

Ante la reciente exhibición de la Policía reprimiendo a los estudiantes valencianos con una contundencia digna de mejor causa, pareciera que el Pepé, fiel a la estúpida admiración de cierta derecha por Estados Unidos, quisiera homologarnos con la superpotencia, al menos en lo referente a la conducta policial.
En vez de apalear a borrachos maniatados como suelen hacer los maderos gringos, los asilvestrados antidisturbios valencianos golpean a niños de doce años, pero el estilo es similar. A ver si Obama se fija en lo firme y decidido de nuestra política represiva y, como premio, invita a Mariano a otra foto de las Azores cuando U$rael decida atacar a Irán o al Estado díscolo de turno.
Que los estudiantes que protagonizaron los alborotos de Valencia fuesen gamberros descerebrados y manipulados por la jauría hedionda de la extrema izquierda, siempre tan útil al Sistema, no resta importancia a lo que sin duda es una actuación desmedida.  
Además de una torpeza pepera entrando al trapo de lo que, a todas luces, es un montaje del PSOE para iniciar una espiral de violencia callejera. Sin embargo, para cierta burguesía biempensante, el hecho de ver a la Policía apaleando a manifestantes es un eficaz digestivo. Esta burguesía es la destinataria del guiño pepero cuando manda a sus esbirros cargar contra los gamberrillos de Valencia. El mensaje es:"Fijáos. Vale que no hemos ilegalizado el aborto y que seguimos negociando con la ETA pero a los perroflautas sí que les damos, no como el PSOE. Seguid votándonos ¿vale?". Que es justamente el mensaje deseado por el PSOE para, escondiéndose detrás de los estudiantes pastoreados por sus mamporreros de siempre, recuperar la iniciativa política. Lo normal en el teatro envilecido de la partitocracia.
Aunque ver recibir leña a los guarretes no nos da, lógicamente, ninguna pena, hay que tener presente que, en esto, como en todo, casi nunca los enemigos de nuestros enemigos son nuestros amigos. En cualquier caso, la Policía, sirva al gobierno que sirva, NO es nuestra amiga.