lunes, 22 de abril de 2013

Discurso de Ignacio Menéndez tras la Manifestación contra la Usura del 20 de Abril.


Buenas tardes, Camaradas:
Muchos ya me conocéis…mi nombre es Ignacio Menéndez y soy Fascista.
Gracias por acompañarnos en esta jornada de lucha contra la usura y el terrorismo financiero, evento que el Destino ha querido que coincidiera con el cumpleaños del último gran Caudillo europeo, quien fuera azote del judaísmo apátrida que es, precisamente, el culpable de la asfixia que los poderes financieros aplican a las naciones libres de la Vieja Europa.

Hoy el recorrido elegido para la marcha que ha precedido a este acto político no ha sido casual: arrancando del Museo del Prado, donde yacen semidormidos aquellos cuadros que, como “La rendición de Breda” de Velázquez, cantan las hazañas de los viejos Tercios de Flandes, llegamos hasta la Plaza de la Lealtad los últimos leales para denunciar frente a la Bolsa de Madrid, perversa institución que simboliza el enriquecimiento de las oligarquías financieras a costa de operaciones meramente especulativas y con las que están sumiendo en la miseria al Pueblo Español y a gran parte de nuestros hermanos europeos.
Hoy venimos aquí a denunciar, decíamos, no solo a la Banca, que incumpliendo su función social perdida ya hace décadas, no solo ha cortado de raíz el crédito a las PYMES (que son, o eran más bien, las que generaban el noventa por ciento del Trabajo en nuestra Patria), sino que asfixia a los particulares con conductas usureras, reclamaciones de intereses absolutamente inmorales y colocación de productos tóxicos, como las participaciones preferentes, en lo que se ha convertido en la mayor estafa económica de la historia de España.
Pero, decía, que llegamos frente a este edificio para denunciar las conductas de sus moradores: esas grandes corporaciones que hemos comprobado que realizaban donaciones euromillonarias coincidentes con períodos de adjudicaciones de obra pública y ejecución de suculentos contratos de infraestrusturas a empresas vinculadas a los donantes, tal como está investigando la Audiencia Nacional.
¿Y sabéis cuál es la explicación?...
La respuesta es esta, Camaradas:
- Josep Borrell en ABENGOA.
- Javier Solana y Pío Cabanillas en ACCIONA.
- Cristina de Borbón en CAIXABANK.
- Elena Salgado y José María Aznar en ENDESA.
- José Mayor Oreja en FCC.
- Felipe González en GAS NATURAL.
- Ignacio López del Hierro y Ángel Acebes en IBERDROLA.
- Miguel Boyer en RED ELÉCTRICA ESPAÑOLA.
- Y la estrella del mes: ¡¡¡IÑAKI URDANGARÍN EN TELEFÓNICA!!!

Se descojonan de nosotros, Camaradas…
Se descojonan del Pueblo Español en su cara y ha llegado el momento de decir BASTA.
Es hora de decir basta y lanzar a los cuatro vientos nuestro mensaje: LIBRE, SOCIAL y NACIONAL.
Es hora de denunciar que esto no es una crisis sino que es una estafa, una escenificación del 1984 de Orwell o del Mundo Feliz que Huxley preconizó que llegaríamos a ser.
Hoy, el soma de los epsilones es la telebasura, con la que tienen hipnotizado a un pueblo dormido que prefiere quedarse en su sillón viendo saltar a un gordo travestido desde un trampolín antes que salir a la Calle a luchar junto a nosotros.
¡¡¡NO IMPORTA!!!
Siempre ha sido, citando a Spengler, un pelotón de Soldados quien, en el último instante, ha salvado a la Civilización.
Libre, Social y Nacional es el mensaje, pero el camino sigue siendo el mismo: PATRIA, JUSTICIA y REVOLUCIÓN.
Y sólo así, despejando la ecuación de nuestro mensaje e interconectando su resultado con el camino a seguir, encontramos la solución para derribar el Sistema:
- PATRIA LIBRE;
- JUSTICIA SOCIAL; y
- REVOLUCIÓN NACIONAL.

REVOLUCIÓN firme, ordenada, disciplinada y limpia.
REVOLUCIÓN sin perroflautas sino con Soldados.
REVOLUCIÓN sin banderas tricolores representativas de regímenes asesinos sino con Banderas Negras de luto por Europa.
REVOLUCIÓN sin discursos vacíos sino con arengas, porque no olvidéis que sólo somos Soldados…como dijera José Antonio Primo de Rivera, “aquí nadie es nadie, sino un Soldado más, una pieza en esta obra, que es la obra nuestra y de España”.
¡¡¡REVOLUCIÓN O LUCEROS!!!
Gritad conmigo, Camaradas:
¡¡¡ARRIBA ESPAÑA!!!
¡¡¡ARRIBA EUROPA!!!